Tarta de queso fácil en forma de corazón para San Valentín

Ingredientes

  • Para dos personas:
  • Base de galletas
  • 12 galletas tipo María tostada
  • 100 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • Relleno de la tarta
  • 250 gr. de nata liquida
  • 100 gr. de azúcar
  • 4 hojas de gelatina
  • 500 gr de queso de untar (tipo Philadelphia)
  • Mermelada de arándanos o de frambuesa
  • Cortador de galletas en forma de corazón

Es uno de mis postres favoritos, y siempre que la hago triunfa entre mis invitados. A la hora de hacerla es de lo más sencilla, y si le ponemos un poco de cariño y la decoramos de forma original, la presentación suele ser todo un espectáculo. Por eso, esta noche de San Valentín, vamos a sorprender a nuestra pareja con esta tarta de queso fría en forma de corazón, perfecta para poner el broche final a una cena romántica.

¿Qué moldes debo utilizar?

Para tener perfecta la forma de nuestra tarta de galletas, puedes optar por dos formas de hacerla:

  1. Si vas a preparar pequeñas tartitas de queso, te recomiendo que utilices un cortador de galletas en forma de corazón.
  2. Si vas a hacer una tarta grande en forma de corazón para los dos, utiliza un molde de silicona en forma de corazón como éstos de Lékué que son muy fáciles de desmoldar.

Preparación

Comenzaremos preparando la base de galletas para nuestra tarta de queso.

Para ello empezaremos troceando las galletas en pequeños trocitos para que después las podamos triturar del todo con la ayuda de una batidora. Una vez trituradas, le añadimos la mantequilla fundida y removeremos hasta conseguir una masa que nos sirve como base para nuestra tarta de queso fría. Colocaremos la masa en el molde o sobre el cortador de galletas, cubriéndolo de forma homogénea, y dejaremos que se enfríe en la nevera unos 20 minutos.

Una vez que tenemos la base, continuaremos con el relleno de la tarta de queso.

Lo primero que tendremos que hacer es utilizar un bol con agua tibia, y meter las obleas de gelatina, para que se vayan reblandeciendo. Y las dejamos reposar.
Mientras, preparamos una olla, donde pondremos a calentar la nata a fuego lento sin que llegue a hervir, e iremos incorporando paulatinamente el azúcar, mientras removemos para que se vaya disolviendo. Una vez que hemos añadido todo el azúcar, incorporamos a la mezcla el queso de untar y las obleas de gelatina. Removemos todos los ingredientes hasta que se cree una masa homogénea sin que llegue a su punto de ebullición.

Una vez que tenemos lista la mezcla, sacaremos el molde de la nevera, y pondremos el relleno sobre la base de galleta, y dejaremos enfriar en la nevera para que cuaje, unas 6 horas. Pasado este tiempo, comprobaremos que el relleno está totalmente compacto, y le añadiremos por encima la confitura o la mermelada de arándanos o frambuesas.

Seguro que sorprendes a tu pareja con esta estupenda tarta fría de queso que es de lo más sencilla de preparar.

En Recetin: Mousse de chocolate para San Valentín

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

2 comentarios

  1.   Maria dijo

    Una pregunta, me gustaria saber cuantos gramos son 4 hojas de gelatina, ya que aqui no lo encuentro por hojas, pero supongo que si voy y cuento los gramos aun me las apañaria
    Espero tu respuesta
    A y una buena recetaaa :D

  2.   Dulce dijo

    Wow están preciosas, me encantaron y además se ven deliciosas, creo que serían un lindo regalo como para San Valentín, a mí me encanta dar postres para San Valentín porque siento que a cualquiera le gustan y se nota que te esforzaste haciendolo y le pones de tu parte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *