Trucos de cocina: Cómo cocer correctamente las legumbres secas

Las legumbres son las semillas de un tipo de plantas a las que llamamos leguminosas. Entre estas plantas podemos encontrar garbanzos, lentejas, judías, o guisantes entre otras. Un alimento que tiene mucha proteína y que además si lo preparas con cariño y dedicación, te pueden salir más que estupendas.
Comer legumbres es toda una buena opción. Aportan solo unas 80 calorías por cada 100 gramos ya cocinadas, tienen muy poca grasa y mucho hierro, y contienen vitaminas B y mucha fibra lo que hace que nuestro tránsito intestinal vaya mucho mejor.

Si tenemos las legumbres secas, para una mejor conservación, las guardaremos en recipientes herméticos o cerrados que hagan que conserven todas sus propiedades y tengan una calidad óptima. Siempre dejándolas en un lugar fresco y seco.

¿Cómo debes cocer tus legumbres para que te queden perfectas?

  • Lo primero que tienes que hacer es prepararlas poniéndolas en remojo para que se ablanden el día anterior a cocinarlas. De esta forma luego estarán mucho más tiernas a la hora de tomarlas. Cuando las cocinamos podemos servirlas en puré al horno o simplemente cocidas, de todas las maneras quedan deliciosas.
  • Para que te queden lo más tiernas y jugosas posibles, procura que el remojo sea en agua fría y como te he comentado, las dejes el día anterior a remojo. En todas las legumbres usaremos el agua fría menos en los garbanzos que han de dejarse en remojo con agua templada y una cucharada de sal para que salgan más blandos.
  • A la hora de cocer, siempre pondremos todas las legumbres en agua fría, a excepción de nuevo con los garbanzos, que siempre hay que ponerlos cuando el agua está hirviendo. No dispares la cocción, haz que ésta sea a fuego lento para que estén perfectas.
  • A la hora de prepararlas para cocer, lo mejor es acompañar tus legumbres con verduras como la cebolla, el ajo, el laurel o hierbas aromáticas como tomillo, romero o unos granos de pimienta, para que potencien su sabor. Una vez que están hirviendo, podremos retirar estos ingredientes, ya que la legumbre se habrá empapado de este sabor.
  • Si a las legumbres le añades carnes, has de añadir todos los ingredientes a la vez, para que de ésta forma, todos se cocinen al mismo tiempo. La carne, el jamón, el pollo o el tocino se pondrán al principio, y la morcilla, patatas o chorizo, al ser más delicados se pondrán al final de la cocción.
  • Si notas que te has quedado corto en agua, y cuando estás cociendo las legumbres necesitas añadirle un poco más, recuerda que ha de ser fría excepto en el caso de los garbanzos.
  • El tiempo de cocción variará mucho dependiendo del tipo de agua y el tipo de legumbre. La media ronda las 2 horas en la olla tradicional y entre los 15 y los 30 minutos en la olla a presión. Pero no hay mejor forma de saber si están listas, que probándolas.
  • La sal debes añadirla siempre al final de la cocción, para así poder rectificar en el caso en que te sea necesario.

Ahora ya no tienes excusas para hacer unas legumbres perfectas.

En Recetin: Trucos de cocina: Cómo mantener la comida caliente durante más tiempo

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Un comentario

  1.   eduardo a dijo

    Gaciaspor la explicación. Imposible equivocarse así :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *