Calendarios de Adviento, dulce cuenta atrás hacia Navidad

Nuestros compañeros de Tener Clase se pasean continuamente por las tiendas de moda más prestigiosas del mundo. Concretamente un post que nos llevaba a la parisina Colette nos ha dado la idea para hacer este post. En Colette hemos visto un calendario de Adviento a la venta que nos ha sorprendido bastante.

Un calendario de Adviento consta de unas veintitantas casillas que equivalen a los días que faltan para que llegue la Navidad. El Adviento comienza cuatro domingo antes del día 25 de diciembre, el día de Navidad. Hoy precisamente es el primer día de Adviento. Esas casillas del calendario suelen traer un mensaje o una sorpresa cada día.

De la marca americana Dylan’s Candy, el calendario que hemos visto es una casita azul con 24 ventanas que si las vamos abriendo cada día nos encontraremos con diferentes chocolatinas en su interior. Quizás este tipo de calendarios son una forma de acostymbrar a los niños a racionarse y de hacer más dulce la impaciente espera de los niños hasta que llega la Navidad. En Recetín sabemos que los niños son muy ingeniosos y pueden hacer un calendario fantástico sin hacer que los mayores gasten los 130 euros que cuesta el de Dylan’s Candy.

En Recetín nos vamos a preocupar más por el contenido del calendario, es decir lo que nos vamos a comer, que por su dieseño en sí. Los calendarios de Adviento son cada vez más fáciles de encontrar en las tiendas de juguetes o multiprecios, pero hemos encontrado uno muy fácil y económico de hacer. Se trata de coger un tablero y poner tantos vasos como días dure el Adviento del año en curso. Pegamos cada vaso al tablero, echamos la sorpresita y lo tapamos con papel pinocho o de arroz de colores y lo numeramos para que podamos romperlo fácilmente día a día.

2985668284_3ccfcdd585_b

¿Pero qué delicias poner en el calendario? Pues podemos poner bombones de frutas escarchadas o frutos secos hechos en casa, el frío otoño no hará que se pongan malos. También podemos hacer magdalenitas o galletitas pequeñas y bañarlas con nuestro glaseado blanco. También podemos meter rollitos de hojaldre rellenos o algún quesito.

Los productos que sean de masa como los bizcochos nos pueden durar frescos si están bien tapados como cinco días pero podemos congelarlos en bolsitas herméticas e ir rellenando el calendario poco a poco sin que los pequeños se den cuenta.

Una opción más sana de calendario es la que hemos encontrado indagando en internet. Se trata de un tubo de plástico relleno de manzanas para que pasemos un Adviento ligero y saludable. ¡Así que no os olvidéis de meter algunas frutillas¡

4655_77379468343_57224233343_1839026_8204696_n

Vía: Colette
Imagen: Facebook, DesignSponge

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *