Cebollas rellenas al horno con champiñones, queso y tomate cherry

Ingredientes

  • Para 4 personas
  • 4 cebollas grandes
  • 150gr de champiñones laminados
  • Un poco de apio
  • Una zanahoria pequeña
  • 150 gr de queso rallado para fundir
  • 14 tomatitos cherry
  • Sal
  • Pimienta
  • Un chorrito de aceite

Este planto siempre ha llamado mi atención, porque es super curioso de preparar y porque la cebolla inunda de sabor el resto de ingredientes. No os imagináis lo sencillo que es de preparar, es la primera vez que las hacemos y han quedado riquísimas. Hoy os enseñamos a hacer cebollas rellenas al horno con champiñones, queso y tomatitos cherry. ¡No os defraudarán! El gran secreto es la cocción de las cebollas, que debe ser la exacta para que no se deshagan, y sobre todo elegir un relleno que guste a todos.

Preparación

Lo primero que prepararemos son las cebollas para que estén listas como recipiente para el relleno. Las pelamos y limpiamos cortando un poco su base para que se sostengan y con cuidado las vaciamos. Para que te sea más fácil cocerlas, prepáralas en una sartén con un dedo de agua. Añade las cebollas y mantenlas tapadas cocinando durante unos 20 minutos.

Verás que una vez que las hemos cocido y que han pasado esos 20 minutos, no quedan totalmente cocidas y que están algo crujientes. Ese es su punto perfecto, para que después terminen de hacerse en el horno.

Una vez que ya tenemos las cebollas cocidas y descorazonadas, las dejamos preparadas en la bandeja del horno mientras preparamos el relleno.

Para el relleno, el mejor consejo para que los peques se coman las verduras sin rechistar, es que el apio y la zanahoria los cortemos muy picaditos.
Preparamos en una sartén un poco de aceite de oliva. Dejamos que se caliente y añadimos la cebolla, el apio y la zanahoria muy picaditos. Dejamos que se ponchen, y les ponemos un poco de sal y de pimienta. Cuando estén casi rehogados, le añadimos los champiñones laminados y dejamos que se hagan con el resto de las verduras. Cuando veamos que está en su punto, le agregamos un chorrito de vino blanco y dejamos que se evapore el alcohol. En ese momento añadimos los tomatitos cherry partidos a la mitad y cocinamos durante unos 15 minutos más.

Con la ayuda de una cuchara, vamos rellenando cada una de las cebollas y las coronamos con un poco de queso rallado, para que se funda con el resto de ingredientes. Ponemos a precalentar el horno, y cuando esté caliente añadimos las cebollas y dejamos que se horneen durante 25 minutos a 180 grados.

¡Riquísimas!

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *