Sopa fría de lechuga: la ensalada con cuchara

Ingredientes

  • 1 lechuga romana
  • 1 1/2 l. de leche
  • aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra recién molida
  • Un chorrito de nata para decorar (opcional)
  • Unos tomatillos cherry en rama para servir (opcional)

Hace tanto calor que lo que se apetece es comida fresquita. Esta receta de sopa fría es muy sencilla y barata, sólo necesitas una lechuga y leche, aunque puedes sustituir la mitad de la leche por caldo de ave. Puedes incluso congelarla si haces mucha cantidad. Para servirla, ¿qué tal unos picatostes de pan, un poco de jamón picadito?

Preparación:

1. Quita las hojas estropeadas de la lechuga, las más externas. Lávala bien y escúrrela; después, córtala en trozos.

2. En un cazo, pon a calentar la leche, añade la lechuga, salpimienta a tu gusto y cuece durante 10 minutos.

3. Saca la lechuga al vaso de la batidora o robot de cocina; tritura añadiendo parte del caldo (la leche) hasta alcanzar la consistencia deseada (ni muy líquida ni muy espesa). Rectifica de sazón.

4. Mete en el frigo y deja enfriar. Sirve en cuencos individuales. Corta medio tomate cherry por la mitad, colócalo en el centro de cada cuenco y pon un chorrito de nata alrededor.

Imagen: dayliciousbites

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *