Torta crujiente de patatas, ideal como guarnición

Las patatas al horno son una receta fácil y socorrida a la hora de preparar alguna guarnición. Con unas cuantas patas, aceite o mantequilla y sal vamos a hacer una torta de patatas que, horneada lentamente, sale crujiente y doradita, lista para hincarle el diente.

Esta torta es ideal como guarnición para asados de carne o pescado.

Ingredientes: 1,250 kg de patatas, aceite de oliva o mantequilla, pimienta, sal

Preparación: Antes de nada precalentamos el horno a unos 180 grados. Pelamos las patatas y las cortamos en finas rodajas y las vamos echando en agua. Cogemos un molde redondo para tartas y lo untamos con aceite o mantequilla. Escurrimos las patatas y las emborrizamos bien en aceite o mantequilla derretida. A continuación vamos superponiendo capas de rodajas de patata salpimentadas en el molde y horneamos hasta que notemos que las patatas están crujientes pero tiernas y doradas. Si vemos que se secan demasiado, añadimos un poco más de grasa y ponemos un bol con agua en el fondo del horno para que cree humedad.

Imagen: BBCgoodfood

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *