Tarta de queso salada

Las tartas saladas son una de las mejores opciones a la hora de servir platos en una fiesta o buffet. Las podemos dejar preparadas con antelación, y gracias a que se pueden cortar en porciones son fáciles de comer individualmente.

El queso es uno de los ingredientes favoritos de los niños. Elige aquél que más se adapte a su gusto, más o menos fuerte, y prepara esta tarta este fin de semana.

Ingredientes: 1 lámina de pasta quebrada (300 gr. aprox.), 200 gr. de un queso cremoso (philadelphia, camembert, brie, requesón…), 100 gr. de queso fuerte (manchego, parmesano, cheddar, roquefort…), 2 huevos, 4 cucharadas de mantequilla, 250 ml. de nata líquida, cebolla en polvo, sal y pimienta

Preparación: Primeramente untamos un molde tipo tartaleta con mantequilla y lo forramos con la pasta quebrada presionando bien con los dedos y fijando la masa al borde. Pinchamos las paredes de la pasta con un tenedor y ponemos algunas legumbres en la base para que no puje. Horneamos la masa unos 10 minutos a horno precalentado a 180 grados.

Mientras tanto amasamos el queso blando y rallamos o picamos finamente el más duro. Batimos los huevos y los mezclamos con los quesos y la mantequilla ablandada un poco en el microondas, la nata y un poco de sal y pimienta.

Una vez que la pasta esté fuera del horno, le retiramos las legumbres y vertemos sobre ella la crema de quesos y huevo. Horneamos a unos 170 grados durante 30 minutos aproximadamente hasta que la superficie de la tarta esté doradita.

Imagen: Cocinatipo

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

2 comentarios

  1.   Virginia Aguilera dijo

    esta receta está espectacular.

    1.    Alberto Rubio dijo

      Gracias por prepararla, Virginia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *