Pudding de chía y cerezas

Si te gusta cuidarte y te gusta llevar una dieta sana y equilibrada estoy segura que este pudding de chía y cerezas te va a encantar.

Por su delicioso sabor lo podemos usar para desayunar o para merendar. Y, aunque el proceso de elaboración es largo por el tiempo de reposo, su preparación es sencilla así que nuestros hijos nos pueden ayudar a prepararlo.

Sin duda alguna lo más llamativo de este pudding es el proceso de transformación de las semillas de chía que son capaces de convertir la leche en una pasta gelatinosa, dulce y suave gracias a su mucílago. Esta fibra soluble es muy beneficiosa, sobre todo, para mantener el colesterol a raya y también para combatir el estriñemiento.

Obviamente puedes usar la leche o bebida vegetal que más te guste. Yo he optado por la leche de almendras para conseguir una versión apta para veganos e intolerantes a la lactosa. Pruébalo con leche de coco…¡ya verás que rico!

Pudding de chia y cerezas
Un delicioso desayuno sencillo y sano.
Autor:
Tipo de receta: Desayuno
Raciones: 2
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • 220 g de leche de almendras
  • 40 g de semillas de chía
  • 1 cucharadita (tamaño postre) de sirope de agave
  • 1 cucharadita (tamaño postre) de pasta de vainilla o 1 vaina de vainilla
  • 15 cerezas
Preparación
  1. Hacemos un corte a lo largo en la vaina de vainilla. La abrimos y, con ayuda de un cuchillo con punta, retiramos todas las semillas y las mezclamos con la leche de almendras. Este paso nos lo podemos saltar si utilizamos pasta de vainilla.
  2. En un cuenco amplio combinamos todos los ingredientes excepto las cerezas. Removemos bien para que los ingredientes queden integrados. Dejamos reposar durante 4 horas aunque es mejor dejar toda la noche.
  3. Transcurrido el tiempo, vertemos las semillas de chía reposadas en los 2 recipientes de servir. Podemos utilizar tazas, cuencos o botellitas pero es recomendable que sean transparentes para que se vea bien el efecto de las capas.
  4. Lavamos bien las cerezas, retiramos 2 para la decoración y, al resto, les retiramos el pedínculo o rabito y las deshuesamos.
  5. Cortamos cada cerezas en 4 trozos.
  6. Ponemos las cerezas encima de las semillas de chía reposadas que, tras el tiempo de reposo, se habrán compactado formando una textura sólida.
  7. Para decorar podemos usar las cerezas que habíamos dejado reservadas. Sólo tenemos que lavarlas, secarlas y colocarlas en el centro de los recipientes.
Información nutricional por ración
Calorías: 225

 

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: