Batido de plátano y frambuesa

Pocas cosas hay más ricas que un buen batido de plátano. Se prepara en poco tiempo pero tenemos que ser previsores y congelar la fruta con antelación. No cuesta nada, sobre todo si hacemos lo siguiente: cuando veamos que los plátanos han madurado demasiado, los pelamos, los troceamos y ¡al congelador! 

publicidad